16

JAN

Viajero del Tiempo - Episodio 10: Uno
Posted by Ludicλ at 00h02 on Eventos y Torneos

Cámara del tiempo del Sanguinario

 

Tras la batalla contra Harkyon, las espirales se hacían cada vez más bruscas. Como si Edrian a consciencia las moviera de manera desesperadas intentando hacer que yo llegue a algo.

Los recuerdos de Edrian venían a ti como chispas de luz. En uno de sus tantos episodios, ves como él poco a poco descendía a la locura, preguntando a cuanta aldea iba, dónde se encontraba Hanabi. Obviamente, nadie en una aldea remota iba a saber quién demonios era Hanabi, así que solo era cuestión de minutos para que dicho lugar sea consumido por llamas.

Ves como sus poderes iban evolucionando. El tiempo, solo era el inicio de un largo pináculo. Uno de los elementos que más dominaba era la energía.

En otro episodio, vio a través de un Oráculo como se iba alejando de su misión principal. Se había centrado tanto en sí mismo, que olvidó que encontrar al Grand Chase era menester para encontrar a Hanabi. Se serenó. Su sed de destrucción disminuyó. Fue así cuando se errumbó al Desierto de Uria. Alguna pista debía encontrar por allí.

Ves a Edrian mirando al cielo.

Algo se mueve entre el viento del desierto. Poco a poco puedes descubrir su silueta. Tenía una mirada fría, un traje blanco muy hermoso, una marca en su pecho que denotaba peligrosidad. Armado con un sable del mismo color que sus ojos fríos, se dirigía en dirección opuesta a la de Edrian. Solo seguías viendo. Sin embargo, se te hacía raro que él fuera la única persona con quien Edrian se cruzara.

El muchacho volteó como incitándolo a seguir hablando.

El joven bajó levemente su mirada y frunció el ceño, como pensando. Tosió, se llevó la mano que tenía libre a la boca, y añadió:

El sujeto empezó a verlo con más detalle.

El sujeto abrió más sus ojos.

Quiso proseguir su marcha. Edrian optó por seguir la suya.

Edrian volteó

Edrian se sorprendió.

El sujeto sacó su sable.

Sientes una corriente fuerte de aire, y en una milésima de segundo el sujeto tenía el sable en el cuello de Edrian, apretando despacio.

El tiempo se detuvo. Edrian salió de esa situación. Apareció detrás del sujeto, quien estaba sorprendido.

Empezaron. Edrian lanzó esferas de energía hacia él, pero las cortaba sin mucho esfuerzo con su sable. El sujeto llegó a su rostro y cortó. Pero no se vió como un corte, si no más bien un golpe. Sí, un golpe que tumbó al suelo a Edrian y le dejó una marca leve.
Edrian se levantó del suelo. El sujeto miraba su espada, extrañado.

La miró con más detalle y encontró la causa. Las esferas habían debilitado la hoja a tal punto de hacerla completamente inútil para cortar. El chico cerró los ojos y pasó su mano sobre el sable, restaurando sus propiedades. Tras suspirar, dijo:

Edrian alzó su dedo, imponiendo silencio.

Cortó el aire y vino hacia él. Saltó de un lado para otro, esquivando, y pudo hallar un punto expuesto.

Hundió su mano, cargada con corriente, en su estómago. Mediante una pequeña explosión, el sujeto salió despedido hacia atrás. Se revisó su cuerpo, tenía una mancha oscura grande. Se enfureció y volvió a ir contra él. Cada vez más rápido.
Pero Edrian lo redujo fácilmente y la situación se repitió. El sujeto podrá ser rápido, pero la detención del tiempo de Edrian era mucho más eficiente.

Edrian coloca una carga en el simbolo de su pecho. La explosión se hizo presente. Ahora que lo analizas... crees que eso fue un error.

Empezó a toser y su cuerpo levitó. Se trasnformó en un ser completamente obscuro. Atacó.
Lo siguiente fue abrumador. Su cuerpo danzando de un lado a otro, cortando el aire. El cuerpo de Edrian sangrando brutalmente. Se sentía tan real, que incluso intentas bloquear las ráfagas del sable producido por el sujeto. Parecía que Edrian no pensaba en nada. Nada. Salvo... detener el tiempo. Sí, eso lo salvaría. Eso lo salvaría, ¿verdad?
Invocó la habilidad en milésimas de segundo y ves que el tiempo se empezaba a detener, al igual que sus acciones, pero, la velocidad del sujeto pudo más que la detención del tiempo, y en una cámara lenta muy dolorosa ves como el sable rompía con el ojo de Edrian hasta hacerlo explotar.
Empezó a retorcerse de dolor en el tiempo detenido. Tras restaurarse el tiempo, el sujeto se sorprendió por no tenerlo sujetado en el aire. Llegó lo imposible. Ves que algo en su cuerpo intentara moverse. Como si alguien adentro luchara por llegar a algún sitio dentro de él, o fuera. ¿Qué estaba pasando?
Pudes ver una silueta negra. Algo lo está consumiendo. ¡Algo lo está absorbiendo!
Una voz aguda y ronca salió de Edrian.


Ves como su cuerpo volaba y sujetaba el cuerpo del sujeto, haciéndolo volar también y asestando un fuerte estoque en el suelo.
Sientes escalofríos, algo recorre tu cuerpo.

El chico no sabía a donde correr. Estaba asustado. Escupía sangre y sus ataque se habían tornado más lentos. La voz de Edrian estaba rara. Como si la voz de otra persona se fusionase con la de él, y que de ambas gargantas salga el mismo mensaje.

El sujeto intentó correr, pero una mano que emergió de la tierra lo detuvo y comenzó a golpearlo repetidas veces contra el suelo, mientras Edrian decía de manera muy sarcástica

Ves como con una fuerte embestida, destrozó su cuerpo. O eso crees.

Lo logró agarrar cuando el sujeto intentaba volver a escaparse. De la desesperación, dio un fuerte sablazo que, miras, parte a la mitad la masa negra en la que se había transformado Edrian.


Producto del sablazo, Edrian explotó.


El sitio se vio cubierto con sangre. Manchas y demás esparcidas por todo el terreno. Miras el lugar con asco. Pero una sensación peor, te dio al ver que lo esparcido empezaba a juntarse. La masa negra recompuso a Edrian y lo dejó reposar.
Solo, mirando el lugar, por horas, días, aún en shock. Ves a Edrian levantarse poco a poco.
Sin mucho dolor, se puso de pie. Intentar seguir a ese sujeto iba a ser imposible. Lo más lógico era ir en dirección a la aldea de la cual ese tipo le había hablado. De seguro hallaría algo útil por ahí.


Pero, lo único que encontró fueron ilusiones. Ilusiones de las personas que él buscaba.

 

Misión 10: Pelea contra la Ilusión de Uno
Objetivo: Ganar al personaje [Uno] en una batalla JcJ. (1 vs 1) Mapa: Puente del Infierno
Recompensa: Moneda Heroica (250)